¿ Sabes conseguir lo que quieres?

, Coaching

Me gustaría.

Menuda acción; ” me gustaría”, y nos revela una cantidad de información enorme. Es una acción indefinida y con una probabilidad grande de que no ocurra. Por ejemplo: me gustaría que lloviera, me gustaría encontrar trabajo, me gustaría….

Muchos ejemplos nos encontramos y en muchos casos no se van a dar en el momento que nosotros queremos o incluso no se darán.

La preparación.

Es uno de los pasos más importantes, y realmente es la acción que más descuidamos, por una mala asesoría y un desconocimiento de lo que estas haciendo.

Soñar es bonito, pero también es bueno ponerse el despertador.

Que quiere decir esta frase; que todos podemos tener sueños y soñarlos en plenitud, puesto que se dice que los sueños son un reflejo de la realidad. Lo interesante de ponerse el despertador es que nos trae al mundo real.
Dicho en otras palabras: imagínate que quieres hacer algo en tu vida y realmente estas muy lejos de los pasos que en principio deberías tomar, lo mejor es abrir los ojos a la realidad.

¿ Quien conoce tu realidad?

Tu realidad quien mejor la conoce eres tu mismo. Otra cosa es querer mirar en nuestro interior y ver lo que realmente queremos.
No siempre es fácil aceptar lo que sabemos en nuestro interior, unas veces condicionados por el entorno, otras veces porque queremos demostrar algo que sabemos de antemano que no va a resultar, pero aún así lo intentamos.

En un proceso de coaching, puede darse el caso que se inicie con un objetivo determinado, y al tiempo ( no mucho) la persona que inicia el proceso de coaching lo abandona. Lo abandona porque se da cuenta que realmente no es eso lo que que quiere ( falso objetivo), entonces al darse cuenta que realmente no quiere eso y abandona, esas dificultades son difícilmente mejorables.

Una preparación diferente.

Sabiendo lo que queremos, es relativamente fácil aprender a obtener el máximo resultado de nuestras posibilidades, podremos llegar tan lejos como queramos. En ocasiones no queremos llegar tan lejos como podríamos, sencillamente porque el éxito da miedo, y gestionarlo bien, no es fácil.

si quieres saber hasta donde puedes llegar, deberías ponerte en manos de un Coach que te ayude a mejorar tus posibilidades”