¿Sabías esto del repertorio orquestal?

¿ Qué es el repertorio orquestal?

Es la parte dentro de la música que  está dedicada al estudio de la literatura orquestal; pasajes, diferentes maneras de entender la interpretación, estilos variados, colores del sonido…

La parte más práctica del instrumento, y la que probablemente nos de el sustento económico. Aunque no siempre es entendida como tal y no se le dedica el tiempo necesario. Aprender las notas de las obras más representativas es un trabajo que lleva tiempo y constancia.

Es una práctica que requiere de muchas repeticiones, y cierto es que cuanto mejor hagamos cada una de estas repeticiones mucho mejor será el trabajo final. Poder interpretar ese pasaje de una manera o ser lo suficientemente flexible como para poder interpretarlo de otra muy diferente.

El mismo extracto puede ser interpretado de muchas maneras diferentes, según la interpretación del director. Pero no te alarmes, ya que es muy difícil adivinar la interpretación que otra persona haría de esas mismas notas, esa es una de las grandezas de la música.

¿ Cómo saber que versión interpretar?

Esta sería “la pregunta del millón”, ya que puede haber tantas versiones o más que número de intérpretes. Para mí una de las cosas más importantes es asimilar conocimientos no sólo del “sólo” o pasaje en cuestión, sino de todo lo que rodea a la pieza musical, la parte donde se encuentra el pasaje, tipo de obra, número de músicos que intervienen, concepto de la época a nivel estético y sobre todo, el lugar donde nosotros lo vamos a interpretar.

No es lo mismo interpretar una mismo tipo de música en una sala pequeña o una sala donde tengan cabida 8000 personas, ni la misma sonoridad cuando hay mucha masa orquestal o poca masa orquestal.

¿ Y en las pruebas? 

Aquí ya puede ser una lotería acertar la versión que un jurado quiera oír,  de no ser que ya conozcamos de antemano sus preferencias( y no tiene por qué ser trampa, no debemos confundir esto).

En las pruebas juegan muchos factores, unos que podemos controlar nosotros y otros que no. No sólo tiene que ver la manera que interpretemos un sólo sino la percepción que el jurado tenga de nuestra interpretación. Unas veces tocando muy bien, no transmitimos todo lo que el jurado necesita oír, como una solidez, un sonido cálido o claro, definición de ideas…. y un montón de cosas que en muchos casos se van adquiriendo con el tiempo.

Entrenamiento de audiciones.

Las  audiciones se pueden entrenar para que nuestra interpretación sea exitosa, que no significa que vayas a ganas un concurso determinado, pero si que puedas desarrollar al máximo tus habilidades, de modo que las personas que tienen que decidir sobre la idoneidad del puesto puedan elegir desde tu mejor versión y tener la suerte de que encajes en su proyecto.

Esto es “entrenable” con un algo grado de efectividad.

¿ Estás preparad@ para entrenar esta habilidad, y abrir tus creencias por si tienes que practicar bien y mejorar tu nivel?