Música Clásica; ¿ Game Over, Motivación, Crecimiento Personal?

¿ Qué está pasando?

La pregunta tiene muchas respuestas, pero vamos a centrarnos en  una posible, que sería reconducir la situación actual. No hacer caso omiso a los cambios necesarios para “volver a levantar el vuelo ” y no sólo esto, sino que lo vivido en esta época nos sirva para realmente mejorar lo que ya se estaba haciendo.

Tratar de buscar culpables no da una solución , pero si que nos puede dar una idea clara de que perfiles y que directrices que no se deben tomar( observar la actualidad, cómo hemos llegado a esta situación). Es fácil señalar con el dedo a cualquier persona, sea o no culpable de una situación “heredada”, a la cual se le exigen unas cuentas que en muchos casos no son los responsables directos sino de” situaciones desacertadas “, aunque como la ley dice: no les exime de su parte de responsabilidad.

Game Over.

He escogido estas palabras tales como aparecían en las “máquinas de marcianitos” allá por los años 80 cuando finalizaba el juego. Y en realidad el juego ya ha terminado, ese juego donde demostrar el poder simplemente es hacer notar que de nuestra firma dependen muchas personas, independientemente que estas sean profesionales altamente cualificados. ¿ Qué se puede esperar si castigamos demasiado instituciones, grupos, artistas…? la respuesta no es que mejorará el nivel, puesto que nivel hay. La respuesta es que dejaremos un sector muy importante para la población  huérfanos de música clásica de calidad  y por supuesto, mermada la creatividad de los profesionales, ya que ésta será utilizada para subsistir, con una repercusión en efecto dominó sobre los casi profesionales (limbo laboral) que tendrán un gran problema para encontrar una salida laboral y artística( pero lamentablemente será la consecuencia).

Motivación.

La motivación que debería haber es la de adaptar y modernizar a instituciones y profesionales  lo mejor posible, y sobre todo hacer estos cambios contando con el mejor personal posible. La motivación debe ser  para volver a dar el esplendor y calidad necesaria a las instituciones, a la vez que se invierta en preparar psicológicamente a los profesionales para que se adapten mejor a las nuevas maneras de entender la actualidad y trasladarlo a la cultura. Esto es una práctica totalmente actual, posible y recomendable.

Crecimiento Personal.

Hace un tiempo este crecimiento era enfocado al reciclaje de ideas, asistir a seminarios donde podías empaparte de las últimas investigaciones y poder degustar música en directo con un determinado perfil. Esto desgraciadamente es parte del pasado, es decir, se ofrecen seminarios y conciertos de todo tipo en cantidades ingentes y de forma muy fácil de encontrar, debido a la globalización y la modernización de tecnología. De modo que acceder a esta información es relativamente fácil, pero si miramos a nuestro alrededor observamos que es necesaria una formación no sólo musical sino que nos vaya formando como personas íntegras y con una excelente capacidad de equilibrio.  

“Quejarse es fácil,

reaccionar, inteligente”