La moda del miedo escénico

Soluciones

milagrosas a la reacción física del cuerpo, es de difícil credibilidad, ya que en muchos casos, el personal que nos “aconseja” tiene una casi nula experiencia en escenarios con muchísima gente y bajo presión.

Y con esto me refiero a que no nos puedan ayudar, sino que nos pueden hablar sobre literatura que han leído o les han contado, pero en ocasiones falta la experiencia personal y de sensaciones de grupo.

Durante un tiempo hace bastantes años, fui a algunas conferencias sobre el miedo escénico. Mi gran sorpresa era que cada viernes cuando tenía que tocar delante de 1700 personas, y trataba de aplicar “los consejos ” que me dieron, mi reacción era de salir huyendo.

No todos sentimos igual

y es el punto donde debemos hacer más hincapié. Cada persona sabe cuales son los puntos que tiene que mejorar, y lo realmente complicado es llegar a ese punto en cada un@, ya que esa información la guardamos muy recelosamente, debido a que si la compartimos nos deja “al descubierto”.

Está claro que si una persona es perseverante, y pese a no saber como manejar un variado manojo de sensaciones y pasarlo emocionalmente mal, continúa en su empeño “haciendo tablas”, con el tiempo aprenderá a que hacer, para pasar esos malos momentos.

¿ Qué te puede interesar?

Aquí y llegado a este punto, una vez más tenemos la oportunidad de elegir. Bien podemos solicitar la ayuda de un profesional con experiencia tanto en escenarios( actuaciones bajo presión) y bien formado para ayudar en estos casos, o, ¿incrementar la lista de personas que tienen una frustración tal y como describí?

Pero si que

podemos aprender a reaccionar  cuando notamos que nos pasa “un no se qué” y realmente disfrutar con la interpretación musical de la pieza elegida. De modo que estás a un segundo de tomar la decisión de poner solución a “tu miedo escénico”.