La frustración del músico.

La Frustración

 se podría entender como la respuesta emocional negativa a consecuencia de la no consecución de un objetivo. Pudiendo reaccionar debido a la frustración de una manera agresiva. Pero no voy a ir por estos cauces, ya que somos racionales 🙂

Desde hace mucho tiempo observo las reacciones de personas que son músic@s, y una característica que ha sido común es el grado tan elevado de personas que conviven con la frustración.

El origen

puede ser muy variado y lo más curioso es que casi ningun@ admite la razón, con la excepción de aquellas personas que debido a determinadas circunstancias y después de mucho tiempo, llegan a descubrir que realmente se estaban enfocando a unos ideales que no eran los suyos en principio ( ni estaban en mente  tan siquiera).

Cuando la persona en cuestión es consciente que está viviendo un momento, o un tiempo que no se corresponde con su pensamiento real, de pronto cambia radicalmente de vida y la primera justificación es:

” no soportaba…”

“lo pasaba tan mal que…”

“el miedo me paralizaba”

“no sirvo para esto”

Y cuando la persona no tiene superado el cambio de enfoque de vida, la justificación estrella es:

” La culpa fue de…”

Grandes profesionales perdidos

y en muchos casos son grandes pérdidas que podrían aportar muchísimo al mundo de la música, cubriendo este gran hueco del que carecemos en este momento, y el cual nos está pasando una elevada factura.

Volviendo a est@s músicos, que son los sufridores de un sistema no escrito de estratificación, en el cual parece ser, que si no eres un determinado modelo de músico no sirves, y poco a poco tratas de encontrar un hueco en el que parece que se te cede, porque no has podido llegar a más, y eso causa una elevado grado de frustración en las personas.

“Si no eres músic@ porque alguien te dijo que no vales, discúlpal@; seguramente no tenía la preparación suficiente para manejar tu talento“.

Si piensas que tienes mucho que aportar a la música y sigues condicionad@, es momento de que reacciones y compartas tu potencial con el resto de personas. La música te lo agradecerá.