¿Como vives la crisis cultural?

Crisis,

Bonita palabra de origen  del latín y del griego crisis, si la observamos con perspectiva deberíamos habernos planteado una verdadera revolución interna en muchos aspectos.

Aunque me da la impresión que se inició una huida hacia “algún sitio”; menos a evolucionarnos, mejorarnos, prepararnos para el presente, reconectar con el público, crear público…

Cultura

La palabra cultura no deja de sorprender en cualquiera de las 164 definiciones, pero nos quedamos con las acepciones del S. XVIII, XIX con la idea de mejora o refinamiento de lo individual.

Por lo tanto si unimos crisis + cultura debería aparecer en el resultado = cambio o mejora de la mejora personal, intelectual, emocional…, y trasladarlo al público, pero esto me da la impresión que no ha sido así 🙁

¿ Qué se hizo?

Pues entre todos reventamos un mercado cultural ya renqueante, lo reventamos a nivel económico imponiendo una bestial bajada de precios. No quiero definirlo como caché o cachet, ya que para mi, esto es otra cosa.

No hay que buscar culpables, ya que fue un efecto dominó que de pronto llegó  a la sombra de la crisis económica a nivel global, pero que no se cebaba en exceso, sino que estaba imponiéndonos unos cambios, a los cuales no nos sobrepusimos.

Tuvimos la posibilidad de realizar una serie de aportaciones a la sociedad  como apoyo emocional, mostrar otras maneras, cambiar formatos, “ir más allá” de donde habíamos llegado, enseñar, re- educar, formar…, pero… ¿…?

Nos centramos en unos pocos euros que paulatinamente se han ido  recortando, ya que ” como seguimos con lo mismo”y encima hemos subido la cantidad de actuaciones ( bajo mi punto de vista con menos nivel ya que no se puede invertir en prácticamente nada, y aun así queremos dar la impresión de que se puede hacer lo mismo con menos recursos, yo no lo entiendo), y encima no hay evolución ni mejora, pues eso 🙁

 ¿Estamos a tiempo?

Me gustaría en este apartado escribir que sí que esto vuelve a retomar el vuelo, pero la verdad es que soy escéptico. Cuando la cultura retome el vuelo, seguramente llegaremos a donde estábamos, pero en peores condiciones.

No es una cuestión de la calidad ni profesionalidad de los músicos, sino de los objetivos que deberíamos fijarnos, ya no vale el salir a tocar sólo a un escenario, esto es importante pero sólo es una mínima  parte.

En este navegar por los recortes, la falta de inversión, la merma de público asistente, me da la impresión de que no aportamos nada en vistas a un futuro a medio y largo plazo.

Formato y contenido de los conciertos,  aporte de la necesidad de la música( desvelando parte de los secretos y la historia que la avala, adaptación al estilo de vida actual, acercamiento de la cultura al futuro publico, formación profesional, nuevas tecnologías, nuevos formatos, nueva perspectiva…) en definitiva:

“una mentalidad de presente”

Por cierto, esto sólo podemos y debemos mejorarlo nosotros, ya que otras disciplinas no vendrán a nuestro rescate cultural. Y no te preocupes, ya se que esto no es tu culpa.