Ansiedad, depresión, distonía…el poder de la mente.

El poder de la mente.

Hay muchos estudios sobre el poder de la mente, o la capacidad que tiene para sobreponerse a una situación o entrar en una fase de “letargo emocional” que puede llegar a producir una depresión.

Son actuaciones vamos a definir como ” normales” dentro del funcionamiento del cerebro. Es decir, el funcionamiento del cerebro recoge este tipo de situaciones en principio enfocadas a mantenernos vivos, pero hay situaciones en las cuales el cerebro va más allá y nos puede generar algún tipo de falsa realidad.

Lo defino como molestias y no como patologías, ya que estas tienen un proceso diferente tanto en su diagnóstico como en su tratamiento.

Se detecta…

que en la actualidad, una causa bastante importante en este tipo de problemas es la situación que se está atravesando, ya que  bien por temores a despidos, problemas laborales, unas exigencias a veces desmesuradas o una excesiva presión en el ámbito laboral nos lleva a un determinado estado de ánimo.

Los problemas más comunes dependiendo del trabajo o de la situación personal pueden ser: tristeza, depresión, ansiedad, distonía… entre otras. En todas ellas el poder de la mente juega un papel muy importante, ya que generalmente es principio y fin del problema( independientemente de los agentes externos, que tienen relativa importancia).

La importancia relativa.

Para cada uno de nosotros, cuando nos vemos afectados por una situación de esta naturaleza nos parece que “es lo peor”, obviando que prácticamente todo tiene solución. Hallar la mejor salida en cada caso, depende en gran parte de nosotros mismos. Es decir, podemos entrar en una espiral de enfado autoalimentándolo y generándonos mucho malestar, esperando a que alguien mejore nuestra situación( cosa difícil ), ya que  cuando se dan estas circunstancias es debido a que otra parte, tiene una visión muy diferente o piensa de otra manera.

Estos reflejos de nuestras emociones ; ansiedad, algún tipo de distonía leve pasajera, dolores cervicales, espalda….. son debidos a que en un momento determinado no estamos utilizando todo nuestro potencial de equilibrio emocional y nos dejamos llevar por creencias que nos limitan creando un desajuste emocional que puede desencadenar cualquier problema.

Los psiquiatras nos dicen que estamos utilizando en exceso el uso de fármacos para tener las emociones controladas,  así como para tener un descanso correcto.

Buscar la ayuda de un profesional, nos puede facilitar mucho no sólo ver otras perspectivas de una situación sino mejorar nuestra calidad de vida.

Que tengas un buen y tranquilo día  😉