Lo llevamos dentro. “el crecimiento personal”.

, Coaching

Desde la infancia.

Pese a no ser los seres con más habilidad del mundo cuando nacemos, poco a poco vamos desarrollando habilidades debido a nuestras “ganas de crecer”. No nos importa las veces que tengamos que repetir una acción como ponernos de pie sin importarnos las veces que demos con “el trasero” en el suelo, sólo nos provoca una sonrisa y…vuelta a empezar.

Así seguimos aprendiendo mientras vamos recibiendo estímulos de nuestro alrededor, sin importarnos demasiado las veces que necesitemos repetir una acción para conseguir realizarla. Y cuando lo conseguimos “la perfeccionamos ” de manera natural.

El cambio de mentalidad.

La mayoría de las personas tenemos este pequeño cambio de sentido en la  vida y a partir de este momento, comenzamos a encontrar dificultades que en muchas ocasiones se nos hacen complicadas de superar, no porque sea difíciles, sino porque nos metemos en la cabeza que lo son.

¿ Desde que momento dejaste de tener ilusión por mejorar tu vida?¿ Cuándo dejaste de superarte en el trabajo? El desarrollo de tus habilidades se estancan ya que piensas que ¿para que lo necesito, si nunca seré mejor?

El crecimiento personal.

Si crees que has caído en este desánimo no pienses que es un proceso irreversible, sino que tratado adecuadamente puedes volver a encender la chispa que te devuelva la ilusión por volver a desarrollar cada acción que realices.

Si dudas entre hacer o no hacer,

“haz”,

seguro que aprendes.