Señales invisibles e Inteligencia Emocional en artistas.

¿No sabes que te ocurre?¿ o sí?

Ser muy diestro en una actividad no es símbolo de transmitirlo 100%, incluso para los artistas, quienes a menudo sufren una autopresión que es necesario aprender a gestionarla y la inteligencia emocional nos va a ser de gran ayuda.

Las personas constantemente estamos emitiendo señales, que a simple vista no le damos importancia, pero que nuestro sistema emocional transmite y recoge de otras personas. Este funcionamiento reside en la parte más arcaica del cerebro por lo que es innato en las personas.

La inteligencia emocional en artistas.

La inteligencia emocional es algo que todo el mundo tiene, a excepción de personas que pueden tener algún problema debido a una alteración, enfermedad, accidente…, de modo que estamos tod@s en el mismo ” barco”. Como en casi todas las acciones en la vida, hay personas que están más influenciadas que otras; personas que gestionan muy bien las emociones, otras que se ven desbordadas, pero por regla general todos sentimos algo.

Los artistas tenemos que transmitir emociones para que la gente que nos escuche y disfrute con lo que hacemos. Y la realidad es que no todos los días vamos a estar en las mejores condiciones emocionales, por eso es muy importante saber gestionarlas.

El cuerpo.

Es un emisor de señales que no pasan inadvertidas para el resto de personas, quienes van a tener una percepción de lo que vamos a hacer, mucho antes de que hayamos empezado. Ya que desde antes de que de comienzo nuestra actuación ya estamos desenvolviéndonos de una manera u otra. Y las personas que nos observan van a percibir todas las señales que les enviemos.

Cabeza, ojos, cara, pies, manos, como andamos….y más señales que debemos entrenar para sentirnos realmente bien antes de una actuación.

Conclusión.

Cualquier persona que desee realizar una actividad con muchas garantías de éxito, debe tener una preparación muy detallada de su actividad. La actividad parte de uno mismo, de como se siente, su manera de entender las cosas, sus fortalezas , debilidades, creencias, entorno, preparación emocional…

Si eres artista y no consigues desarrollar tu potencial en el momento de la actuación, es hora de ponerte en contacto con un especialista que entienda tu profesión y todo lo que la rodea.