El Coaching Personal y la vuelta al trabajo.

, Coaching

Momento de ilusión.

Dejando los tópicos de la depresión post-vacacional, es un momento de ilusión, esperando que todo lo que no funcionó antes de las vacaciones ahora de pronto funcione o incluso sea mejor. Pero… ¿cual puede ser la realidad?

La realidad puede ser que nos encontremos con “más de lo mismo”, es decir que las cosas funcionen de la misma manera que funcionaban antes del periodo vacacional.

En el anterior caso, la sensación anímica que podemos sentir es  la sensación “de cansancio” que teníamos justo antes de irnos de vacaciones. Y justo en el momento de la reincorporación el cerebro recuerda la última sensación anímica en esa actividad que era: “cansancio”.

Si nos encontramos que la calidad del trabajo “baja”, entendiendo como bajar el que no haya nada que mejore, ni las condiciones ni la calidad del trabajo, vamos a sufrir una reincorporación bastante mala, ya que sólo veremos una parte de la realidad.

Coaching personal.

Es justo ese detalle de “cuidarnos mentalmente”el  que nos puede hacer cambiar la perspectiva de todo un largo periodo hasta el siguiente descanso. Ese detalle tan importante de que un profesional nos ayude a afrontar una realidad, puede ofrecernos un cambio de perspectiva o que nos tomemos la actividad de manera diferente pudiendo obtener la mayor sensación de bienestar.

Saber como canalizar todas nuestras ideas para aportar lo mejor de nosotros mismos a esa actividad que nos resulta poco satisfactoria, y convertirla en una acción excelente para que nos  resulte “una carga” fácil de llevar, es la acción que un coach nos hará ver.

A modo de resumen: El coaching personal nos aportará el equilibrio mental necesario para que una acción poco agradable se convierta en una acción “tolerable” e incluso que nos permita crecer personalmente.