Tengo falta de motivación.

No se que hacer, me falta motivación.

Esta frase es sin duda una de las frases a las que más solemos recurrir cuando algo no nos gusta y no sabemos que hacer para darnos un poco de “aire fresco”.

Veamos que nos dice nuestra amiga wikipedia sobre la motivación. Tal como observaremos en esta entrada, nos habla también de la desmotivación para completar la información.

¿Qué podemos esperar que algo o alguien nos motive, o nosotros mismos tenemos la posibilidad de automotivarnos? Ante esta pregunta y como mi opinión, creo que debemos encontrar el equilibrio entre la motivación externa y la automotivación, para que cuando una falle, recurramos a la otra.

Perspectiva.

Reflexiona un momento para observar en tu persona, si eres capaz de entender lo mismo desde otra posición o punto de vista. Hay que ser consciente de que existen otras posiciones, desde las que se pueden observar de manera diferente un mismo punto, entorno, opinión…

En este fragmento, nos habla de lo que se puede percibir del mismo lugar pero desde un sitio diferente.

httpv://youtu.be/iZExl1ge66w

La motivación , la automatización o el nacimiento de tener ganas de realizar alguna actividad, puede ser consecuencia de un cambio de perspectiva.

La famosa “motivación” en las aulas.

Este punto puede ser el más controvertido, ya que puede ser que se le demos una excesiva relevancia, que en muchos casos es complicado encontrar una motivación general en el alumnado. Me refiero en concreto a las posturas “cómodas” tanto de profesores como de alumnos.

Si tomo distancia, y miro desde una perspectiva detrás del profesor, puedo entender cuando se dice que los alumnos no estudian o realizan las tareas o sus obligaciones con mucho interés, ya que algunos toman posiciones pasivas y esperan , que sea el profesor quien les enseñe el esperado ejercicio que sin estudiar, les solucione todas las habilidades que requieren horas de trabajo, y por lo tanto no están motivados a hacer nada más.

También y desde el punto del profesor puedo entender, que ellos se desmotiven a realizar actividades novedosas y motivantes, ya que podemos encontrarnos que los alumnos no quieren que se les imparta clase de otra forma.

Cierto es que hay alumnos que si estudian mucho y teniendo muy buena base, no reciben ningún tipo de motivación del profesorado, ya que tampoco tiene éste los recursos necesarios como para motivar este tipo de alumnos, encorsetándolos en estándares que nada tienen que ver con su realidad.

¿ Eres de l@s que esperas que la motivación es cosa de otr@?