Motivación: ¿ la esperas de los alumnos, profesor?

Resaltar,

sus posibilidades o bien, reflejar en ellos nuestras frustraciones? ¿O la solución es la motivación? Es la gran pregunta que debemos hacernos como profesores.

Al igual que suele suceder cuando una persona se decide a guiar el camino de sus hijos, podemos sin ser plenamente conscientes, tratar de reflejar en los hijos nuestras propias frustraciones, consiguiendo en muchas ocasiones una serie de comportamientos “no naturales” para nuestros hijos.

Profesor,

haciendo referencia a la definición que se hace sobre profesor -a, es la que se dedica de manera profesional a la enseñanza. Es decir que hay una diferencia notable entre profesor y padre.

* (Hago referencia a términos como profesor o padre de manera genérica dando englobados tanto el genero femenino como masculino, a ver si inventan un neutro que sirva para ambos). 

Volviendo a los conocimientos que impartimos a los alumnos deberían ser neutros, y en parte, ajustados a cada persona. A partir de aquí observar la individualidad de cada un@ y hacer pequeñas adaptaciones. Y que estudien mucho.

Trabajo,

apartado más complicado, pero totalmente comprensible y plenamente mejorable sin renuncia a los juegos o al tiempo de ocio en los niños y adolescentes respectivamente.

La motivación tiene un papel importante en el alumno, pero esta viene dada por la actitud del profesor desde los principios de nuestros estudios. ¿ Qué podríamos definir como buena motivación o desmotivación? pues  bajo mi punto de vista la motivación aparece cuando el alumno ve que le van saliendo las cosas y se desmotiva cuando ve que las cosas fluyen lentamente, o simplemente no fluyen.

 Pero, en todo este proceso de la motivación, es importante que la referencia que tenga el alumno sea buena, que pueda tener como guía  las cosas básicas que se le están transmitiendo, así la superación se “activa”.

Así que si quieres que tus alumnos activen su motivación, elimina las cosas superfluas y haz que tu clase sea más activa. Si tratamos de transmitir al alumn@ que hay un ejercicio para cada cosa, pasará una vida recolectando ejercicios para disfrutar de una jubilación teniendo casi todas las cosas claras. Lo que no tengo claro es a que habrá dedicado toda su etapa laboral.

“Toca mucho y muy bien, cuidando todos los detalles”

* Yo cuando tengo ocasión les pido disculpas a los alumnos que tuve y que nos les transmití más conocimientos, debido a que hubiera sido mejor “tocar más y explicar menos”.