La Enseñanza ¿ buscamos soluciones o culpables ?

El sistema.

Culpar ( el o al ) sistema es el recurso más fácil y más a mano que tenemos. Seguido de los recursos de los que disponemos, compañeros…y al final! los alumnos. ¿ quién en algún momento no ha oído alguna queja sobre los alumnos? tal como: no tienen interés, no se van a dedicar a esto, no hacen caso…

Es decir; ¿todos los elementos van en nuestra contra y no podemos explotar al máximo nuestra capacidad? Esta pregunta me hace reflexionar bastante sobre muchos aspectos.

Nos pasamos gran parte del tiempo, buscando culpables para justificar  que un importante porcentaje de los alumnos no evolucionen más.

¿Por donde empezar?

Esto es como estar en un círculo y no querer poner una solución. Ya que esperamos que la solución nos venga impuesta y aún así, probablemente estaríamos en las mismas circunstancias. Entonces…, una posibilidad es iniciar el proceso de cambio cuidando el profesorado.

El cuidado que puede necesitar un profesor es alinear las necesidades emocionales que surgen de la docencia, así como un reenfoque de la praxis de la enseñanza, y tomar al profesor como principio y fin del proceso educativo.

Lo maravilloso de la enseñanza.

Es una profesión maravillosa mires por donde lo mires, ya que nos permite tener la libertad de reiniciarnos y reenfocarnos cuando lo creemos oportuno. Aparte de poder compartir nuestros conocimientos y la motivación a cada uno de nuestros alumnos, debemos crear una cantera de personas que disfruten y sean “embajadores de la música” en sus círculos más cercanos.

¿ Sigues pensando que nuestro futuro está en manos ajenas?  😉