Autocontrol. ¿Lo tienes o no?

, Coaching

Autocontrol

El autocontrol es algo que muy frecuentemente está fuera de nuestro rango de preparación. Aparentemente sencillo pero en el fondo, es tener en cuenta bastantes aspectos para que de forma sistemática y sencilla, funcione cualquier habilidad que vayamos a desempeñar.

El autocontrol es aplicable a prácticamente a todas las facetas de la vida, desde ser responsables de nuestras reacciones y relaciones personales( carácter), conocer como realizamos una habilidad, y cómo nos relacionamos con nosotros mismos. 

Nuestro conocimiento,

esta parte ya suele ser la menos comentada y la que nos ofrece más reparo en ser comentada. Aquí es donde se encuentran casi todas las respuestas a nuestro autocontrol.

En mi experiencia como coach de músicos*,( asociado a ICF, después aclararé el tema sobre que es un coach, nada que ver con eso que aparece en tv, ni la de ser un entrenador), cuando he trabajado con músicos tanto profesionales como con estudiantes de superior, este apartado ha sido providencial para ser sinceros con ellos mismos y se pudieran reconocer que aspectos reales tenían, de que carecían y que se debía mejorar.

Esto mismo aplicado a pruebas, audiciones, motivación y manejo de nervios o miedos, da como fruto unos resultados asombrosamente buenos.

La culpa

Ante las vicisitudes que nos suelen ocurrir ( generalmente provocadas por nosotros mismos) solemos culpar a los demás asignándoles la razón y justificación de nuestra mala actuación. Otra es que decimos que tenemos mala suerte, que ha habido una injusticia…y así tantas excusas como queramos.

  • Un coach certificado por ICF, es una persona con una preparación adecuada para facilitar las herramientas adecuadas a sus clientes para que por sus propios medios, “se den cuenta” tomen la responsabilidad que les corresponde y por ellos mismos tomen las acciones oportunas para mejorar el problema u objetivo deseado. 
  1. Un coach no da lecciones, ni sabe de todo.
  2. Es una persona normal con una preparación especifica.
  3. No es el motivador que te grita lo que quieres oír.
  4. Te escucha y no opina( cada uno puede tener una visión diferente).
  5. No tiene ninguna formula mágica ni predeterminada. 
  6. No te juzga.
  7. No te da falsas esperanzas…